Vertederos marinos

En 1997 se descubrió en el Océano Pacífico una enorme “isla” bautizada como el octavo continente. Su tamaño, para que os hagáis una idea, es de más de tres veces la extensión de la Península Ibérica, y va en aumento. Pero, ¿qué tiene de especial esta “isla”? Pues que su composición es muy diferente a la de cualquier otra isla o masa continental, pues está formada en su totalidad por residuos plásticos: principalmente botellas, bolsas, tapones, jeringas, neumáticos, pero también por una multitud de otros objetos plásticos reconocibles y otros no tanto, ya que, por la acción del sol y del viento, este material se desintegra en fragmentos diminutos. Y desde cualquier parte “civilizada” del planeta, debido a las mareas, vientos y corrientes marinas, han convergido en ese punto. Por lo tanto, se trata en realidad de un remolino de desechos formado por más de seis millones de toneladas de plástico con un grosor (profundidad) de más de diez metros que flota a la deriva entre California y Japón.

la-isla-de-basura-marina

090728111258_bagiro

Los peces, entre otros animales como las tortugas y aves marinas, confunden las diminutas partículas plásticas con alimento. Muchos mueren tras ingerir estos fragmentos, que además actúan como esponjas para las sustancias tóxicas y metales pesados. Pero otros sobreviven y, cuando son ingeridos por animales más grandes, pasan a formar parte de la cadena alimentaria, donde también nos encontramos nosotros.

mancha

Aquí os dejamos un par de enlaces: uno para un documental que trata el tema de los residuos plásticos en el mar y otro para ver el tráiler de una película que narra algunas de las consecuencias que tiene este problema. No dejéis de verlos. Esperamos vuestra opinión al respecto (a través de Facebook).